reglas

Este es un blog no moderado. Pero no se aceptan los comentarios ofensivos, serán eliminados.

Usted puede reproducir libremente las entradas en este blog en cualquier medio y modificarlas siempre que estas modificaciones sean bien señaladas como no pertenecientes al autor original. No se permite la modificación del contenido de aquellas entradas que han sido tomadas de otros lugares.

lunes, 8 de agosto de 2011

Habanastation

Ayer ví por segunda vez Habanastation. Esta vez desde la "comodidad" de un DVD y un panda, pero hice todos mis esfuerzos para que la primera fuera en la pantalla grande (y lo logré).

¡Qué manera de acordarme de "La Lenin"! Allí me tocó conocer a unos cuantos "encumbrados", despúes completé el círculo vicioso en la universidad. Allí también eramos "bitongos" contra "nativos". Por suerte, eramos suficientes "nativos" y algunos de los "bitongos" no se creían el cuento de que vivir en Miramar les hacía lords de nuevo tipo.

No me queda duda, hasta cierto punto yo también soy de "La Tinta". "La Tinta" que se burla de los Playstations de último modelo, que les prende candela por irreverentes, por ridículo símbolo del poder. Donde se vive o se muere, pero no se corre. A donde no llega el discurso político, donde es "tremenda muela", a pesar de ser la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Ian Padrón tiene un discurso y lo maneja bien, que se puede mejorar juntos, crecer a pesar de las diferencias, aprender de nuestras virtudes y superar nuestros defectos, solamente tenemos que darle un espacio al otro sin menospreciar su punto de vista porque es de cuna de oro, o de un pesebre.

Pero hay algunos elementos que no puedo dejar de tener en cuenta. ¿Ian, qué la paso a "La Tinta" de Habanastation? ¿Por qué todos somos tan marginales allí? ¿Ese que es capaz de arreglar Playstations tan modernísimos, es un ingeniero o un simple cacharrero? ¿Por qué solo es distinguible el babalao o la pandilla? ¿Ian, donde metiste a tantos médicos, enfermeras, maestros, ingenieros que son "nativos" y siguen ahí? ¿Es que los "nativos" solo servimos para eso?

El "hijito de papá", es hijo de un músico, jazzista por demás, que a pesar de ser una sonoridad de origen arrabalero hoy se considera "culta". Vamos, a nadie le duele que el chiquillo tenga uno, dos, tres playstations. Ya todos sabemos eso y lo consideramos "justo". ¿Por qué no era el hijo de un reguetonero (el más chabacano que se te ocurra), o de uno de esos cuyo único talento es sacar provecho de la desventura ajena? ¿Por qué no me dices de donde son todos esos que si tienen su playstation? Me atrevería a asegurar que el "comemierda" que está tan enterado de lo que es un playstation, es el hijo de algún ministro de la Revolución para los humildes, o esos administradores que garantizan que la humildad sobre.

Es cierto, Ian Padrón logra su discurso y lo hace bien. Mis críticas son para otro discurso, otra película.

S@lu2 wzaldivar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total