reglas

Este es un blog no moderado. Pero no se aceptan los comentarios ofensivos, serán eliminados.

Usted puede reproducir libremente las entradas en este blog en cualquier medio y modificarlas siempre que estas modificaciones sean bien señaladas como no pertenecientes al autor original. No se permite la modificación del contenido de aquellas entradas que han sido tomadas de otros lugares.

lunes, 23 de marzo de 2015

Exiliado?

A veces, Wikipedia es la fuente para obtener una respuesta:

El exilio es el hecho de encontrarse lejos del lugar natural (ya sea ciudad o nación) y puede definirse como la expatriación, voluntaria o forzada, de un individuo mientras que alguna circunstancia deniega explícitamente el permiso para regresar por amenazas de cárcel o muerte. Algunos autores utilizan el término “exiliado” con el sentido de “refugiado”. Puede ser una forma de castigo y soledad.

Es común distinguir entre exilio externo, la deportación fuera del lugar de residencia, y el exilio interno, ya sea por un forzado reasentamiento en el lugar de residencia o por verse coartada la posibilidad de actuar en el mismo a través de la prohibición de desarrollar sus actividades (generalmente literarias o artísticas) o de manifestar públicamente la disensión respecto al régimen. Aunque más comúnmente utilizado para describir una situación individual, el término se utiliza también para grupos (especialmente los grupos étnicos o nacionales), o para un gobierno entero.

A cada rato me hice la misma pregunta: ¿Soy un exiliado? ¿Cómo puedo justificar sentirme en el exilio si nunca fui "perseguido", aunque en realidad conozco lo contrario?

Desde que salí de Cuba, cada cierto tiempo siento el mismo dolor, no es el dolor de extrañar una calle, un aroma, el sol del mediodía que raja las piedras o conocidos, amigos, familia. El dolor es mucho más "intelectual", no basta con ir a parar a un lugar donde hablan tu "mismo idioma" (aunque digan vos en lugar de tú y bolsa en lugar de jaba o nunca escucharan hablar de un jolongo), donde son "migrant friendly" y en realidad "friendly" con casi todo. Dolor al que le he dado muchas vueltas y terminé por llamar, el dolor del desarraigo, aunque dejara el café y aprendiera a tomar mate (como uno más) y ahora diga bus en lugar de guagua, o me salga desde adentro ¿de qué te reís? si siempre dije ¿de qué te ríes?

Y la pregunta era ¿desarraigo? ¿arraigo a qué? si se supone que eres "tan" culturalmente abierto y créanme que el mate es amargo y sabe a rayos pero termina gustando. Desarraigo, si ahora es que por primera vez escucho "libremente" a otra "desarraigada" Celia Cruz y escucho cada rato hablar de los "desarraigados" de Uruguay. Los exiliados de la dictadura que sufrió este país desde 1973 a 1985.

Y es que cuando comienzas a darte cuenta de que ese desarraigo es el sentimiento del exilio y comienzas a preguntarte ¿quien soy yo? si nunca protesté lo suficientemente alto para que me prestaran la atención suficiente y nunca pasaron conmigo de más de alguna pequeña y sutil "sugerencia" o "consejo". Como la del político (un cargo de dirigencia) de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) en Playa (municipio de La Habana) que cuando dejé de militar porque había perdido la fe en el sistema me dijo que "me iban a meter en caja"(forma de decir en Cuba que te van a hacer entrar por el aro como un animal amaestrado). Esa pregunta te hace dudar de si realmente eres un exiliado, cuando pesó más la parte económica que cualquier posible amenaza de cualquier comemierda (quise decir dirigente).

Como dice una murga uruguaya que he escuchado más de una vez:

... los gobernantes acatan exportando juventud,esclavizando sus sueños a un partir que los encierra, exiliados de su tierra, ya no por sus ideales, se marchan los orientales, porque la panza….esta en guerra!

Falta y Resto (Ronca la bronca de una despedida, Despedida espectáculo 2001)

El gobierno de Cuba se empeña en pretender separar a los emigrantes cubanos en "económicos" y políticos. Tan Marxistas y materialistas con tanta "dialéctica" que no reconocen su propia enseñanza de la economía ligada a la política, seremos más o menos impulsados por la política, pero todos somos emigrantes políticos y en mayor o menor medida, exiliados.

Si no fuéramos exiliados, ¿qué explicación tiene que luego de dos años fuera de Cuba tengas que solicitar permiso de entrada como un extranjero? Si solamente tienes una nacionalidad y un pasaporte cubano, todo dice: Soy de Cuba. ¿No es un gobierno que expulsa y envía al exilio? Que no mientan.

Y siento la "modestia" de no querer decir que soy otro exiliado más, porque a veces parece que hacen falta unos cuantos "méritos" y uno no llega al "honor" de poder entrar en esa categoría. Pero hay una puerta que cerraron detrás de mí, aunque ya yo esté convencido y diga con lágrimas en los ojos, que hay un punto de no retorno en el que lo único que quedará serán mis descendientes preguntando por el lugar donde nació papá o abuelo. Porque el exilio también implica un no retorno, un punto en el que la vida sigue adelante, en otro lugar, otra familia, otro camino, otro futuro.

Desde hace años una canción me llena de lágrimas, cuando hace unos días le expliqué a mi compañera, le dije que era culpa de estas palabras, y de ¿Cómo le explicaría a mis hijos que papá llora cada vez que escucha ciertas canciones?

Di por qué 
frente al ropero, donde hay 
tantos retratos, di ¿por qué 
lloras a ratos? Dime abuelita 
¿por qué?

Yo nunca lo había pensado así, siempre asocié estás palabras con los fallecidos, pero ella me preguntó ¿Es porque las fotos son de todos aquellos que se tuvieron que ir?

S@lu2
wzaldivar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total